Ser utópicos nos ayuda a caminar.

El miércoles es el día que van al centro de salud las mamás que tienen niños malnutridos y hoy he ido a visitarlas.

Cuando vinimos los voluntarios en el año 2018 vimos junto con las hermanas la necesidad de hacer un proyecto para mejorar esta situación de desnutridos.

Y esa idea que se hilvanó aquel verano y a la que Nieves y Natalia dieron forma de proyecto, hoy está dando sus primeros frutos.

Cómo sabéis el proyecto se presentó al colegio de médicos de Alicante y fue el proyecto premiado.

Ahora se está poniendo en marcha. Es un proyecto donde se recibe a las madres de esos niños y pasan el día en el centro. Preparan la comida juntas,les dan la papilla a los niños y hacen varias tareas como ocuparse del huerto, mantener las instalaciones limpias y recogidas y también reciben charlas de formación nutricional e higiene.

Las encargadas del programa pesan y miden a los niños cada semana para ver su evolución.

Esta mañana he ido al centro cómo os decía antes y les he preguntado cómo estaban, como se llamaban los niños y les he dicho si podía hacerles algunas fotos.

Para romper el hielo nos hemos hecho un par de selfies y les ha encantado verse.

Tal vez sea su primera foto para muchas de ellas.

Aunque en la foto tengo una gran sonrisa me costaba sacarla porque la situación de ver a esos pequeños no era nada alegre.

¿Cómo puede pasar esto en pleno siglo XXI? Hay comida de sobra en el mundo. Seguro que hoy habéis tirado algo de comida a la basura.

Esas miradas de los niños se me  han quedado clavadas sin poder expresar todo lo que siento. Es injusto que en una parte del mundo haya tanto y en otra tan poco o tan mal repartido.

Son realidades diferentes. Es verdad que no tenemos una varita mágica para acabar con este problema y que gente como nosotros que creemos que otro mundo es posible tal vez nos tilden de utópicos pero yo digo que la utopía nos ayuda a caminar.

Y nuestros primeros pasos son este pequeño proyecto.

Cómo buenos Pochistas. Con poco mucho.

2 comentarios sobre “Ser utópicos nos ayuda a caminar.

  1. No es fácil la realidad pero es la que queremos cambiar. Es ahí, con proyectos como el que describes, con voluntad de cambio, con horizonte claro de un mundo más justo, fraterno y en paz como podemos poner nuestro poco… Gracias por empujar, por proponer, por sugerir preguntas. Cambiemos las situación de esas familias, niños, madres… y sobre todo nuestro corazón para recuperar la conciencia y trabajar por la justicia, aunque sea desde lo poco o en lo pequeño.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea tu sitio web con WordPress.com
Empieza ahora
A %d blogueros les gusta esto: